Oficina en el Carmen

Valencia

arquitectos: Marina Bernardo, Isabel Señer

fotografía: Germán Cabo

El proyecto consiste en renovar una vivienda en un edificio del siglo XIX en el Carmen, en el centro histórico de Valencia.

Partiendo del condicionante inicial de la propietaria de obtener dos apartamentos de dos dormitorios de lo que era una vivienda muy grande, y aprovechando el clima templado con una agradable terraza, el objetivo era respetar el encanto histórico del edificio, descubriendo las vigas de madera y los revoltones, así como los muros de ladrillo que estaban ocultos.

Para potenciar estos elementos, las paredes no llegan al techo permitiendo comunicación entre las zonas pero manteniendo la privacidad, y se usó principalmente el blanco, para que los colores de la madera, el ladrillo, y las baldosas originales de mosaico de Gres de Nolla destacaran todavía más. La elección del blanco también ayuda a maximizar la incidencia de luz natural, así como los paneles translúcidos que comunican espacios, ya que el apartamento era estrecho y profundo y requería más luz.

En la actualidad, el apartamento se utiliza como oficina de distintos profesionales.