Ático Viveros

Valencia

arquitectos: Marina Bernardo, Isabel Señer

fotografía: VERSEA arquitectura y más

Desarrollamos esta vivienda para un viajero que pasa más tiempo fuera de casa que en ella, pero precisamente por eso queríamos crear para él un espacio acogedor, un nido al que volver, y para ello empleamos tonos cálidos y luminosos, con fuerte presencia del blanco y la madera.

También buscábamos espacios muy abiertos en la vivienda, relacionando los usos entre sí, el dormitorio con el estudio y el baño, como una completa suite de hotel, y el salón comedor con una cocina integrable, y con una nueva terraza que le da al espacio una mayor amplitud, concepto fundamental para este cliente, amante de la libertad y contrario a los límites.