Ático Soler

Valencia

arquitectos: Marina Bernardo, Isabel Señer

fotografía: Germán Cabo

Este proyecto para una familia de 4 se basa en aportar a la vivienda más interrelación con el exterior. La terraza era un elemento residual que se ha convertido en protagonista al vincularla también a los dormitorios.

La apertura de la vivienda desde el patio de manzana hasta la calle, a través de una cocina vinculada al salón, y la terraza, trabajando las alturas existentes, le dan a la vivienda una amplitud, iluminación y ventilación que no se podía vislumbrar en la vivienda original.